viernes, 30 de mayo de 2008

Unos cuantos premios

| 7 comentarios



El Gorrión vuelve a recibir cuatro premios (dos Buen Corazón, uno Marcial, un blog dorado y una bendición de san Miguel por parte de Juan, desde su blog DAZIBAO-Ñ. Ante todo perdirle disculpas por la tardanza en la recepción de los mismos y agradecerle enormemente tan gratos recuerdos y reconocimientos. Gracias

miércoles, 28 de mayo de 2008

Federico, sí gracias

Se ha escrito hoy mucho sobre Federico Jiménez Losantos, sentado en el banquillo, simplemente por decir una verdad que pensaba. Hoy ha sido Gallardón, mañana será cualquier otro que no escatime en medios para quedar bien y tergiversar la verdad de unas palabras con la intención de convertirse en otro poderoso e intocable más, justo como en los tiempos de Tigrekán. Por eso, en vez de escribir nuevas cosas sobre el director de La Mañana, recupero una entrada que publiqué el 1o de noviembre de 2006 sobre lo que pensaba de él y que, por supuesto, sigo pensando, como respuesta, he de confesarlo, a una entrada de Javier Dorado, Jiménez Losantos, no gracias, en su blog de Periodista Digital del 7 de noviembre del mismo 2006. Creo que la actualidad de la entrada es manifiesta. Al menos, así lo creo yo.

Jiménez Losantos, SÍ GRACIAS

En estos tiempos que corren lo más fácil es ser correcto, moderado y caer bien a todo el mundo, vamos muy "polite". Una especie de sincretismo del comportamiento que busca sobrevivir como sea en esta sociedad de la competitividad y de las amistades por un tubo. Se tienen amigos gays cuando uno es muy hetero, se tienen íntimos del Betis cuando uno es más sevillón que el escudo, incluso colegitas de izquierda cuando uno se decanta más por una derecha liberal... lo que se dice llevarse bien con todo el mundo y no dar el cante. Quizás sea por eso, por lo que las personas que suelen definirse desde el principio, mostrando una radicalidad mal entendida por el resto de los mortales no suelen caer bien y son criticados hasta la saciedad, amén de ser tildados de fascistas, sectarios, retrógrados, ultras, montaraces, crispadores, alientos del odio, agitadores, demagogos, maquinadores, mentirosos y todo lo que se le pueda ocurrir al que observa estos comportamientos como antidemocráticos y propios de una dictadura.

Federico Jiménez Losantos es una de esas personas que siempre están al borde del abismo porque no pueden vivir lejos de él. Y no pueden porque tienen voz y no callan. Se le podrá criticar su pasado, se le podrá tachar de chaquetero, se le podrá decir que su entusiasmo le juega malas pasadas como a todos los que se mueven en el filo de la navaja, pero lo que no se le puede criticar es ese posicionamiento tan claro y tan necesario en esta España de los pactos y de las amistades peligrosas, esta España del buen rollito y de la moderación "guay", esta España del "juntos como hermanos". Es verdad que el propio Federico se ha creído su papel, no de salvador, pero sí de vocero y un vocero necesario de tantos millones de españoles que estamos asistiendo a la desmembración no ya de España, sino de los derechos más fundamentales como ciudadanos y como personas con su propia forma de pensar, alejada de las tesis más institucionales y políticamente correctas.

Es insultado por la maquinaria prisaica de Polanco porque denuncia las constantes tropelías del PSOE y sus amigotes nacionalistas. Criticado por los miembros del PP porque les dice lo que piensa. Es criticado por todos los que creen que debería apoyar al PP frente al PSOE, y criticado por todos los que creen que critica al PP porque ha perdido el norte y que los políticos populares no están haciendo lo que él, y sólo él, quiere que haga. Es criticado por todos los que creen que la moderación es el mejor camino de la democracia y es criticado por los radicales que insultan a todo ser viviente que no piense como ellos, y por los radicales que creen que Federico Jiménez Losantos no está siendo lo radical que debería ser dada la situación. Es criticado por los obispos nacionalistas como creen los que defienden el nacionalismo y criticado por los obispos más conservadores y pulcros, como creen los que creen en la efectividad onerosa del poder eclesiástico. Criticado por los que no le consideran de la profesión y criticado por los que piensan que sólo busca llenarse el bolsillo a costa de vociferar seis horas al día.

Ahora se podrá decir que el escribe esto está cegado por las palabras del director de La Mañana, pero guste o no, intento que mis palabras sean lo más objetivas posible, aunque éstas me cierren muchas puertas. Que cada uno piense lo que quiera, está en su derecho. Pero Jiménez Losantos no es un periodista, sino un comunicador que se manifiesta fiel a una línea editorial e ideológica, caiga lo que caiga, llueva o truene. Es amado u odiado, como todos los seres que han dejado huella en la historia de la humanidad. Si no fuera así, estaría escribiendo columnitas en cualquier revista de instituto de secundaria, pero lo realmente cierto es que millones de españoles lo han elegido como termómetro de su mundo concreto y como puente con aquel ente llamado sociedad, y que está tan necesitada de personas que den la cara. Y esto es innegable.

martes, 27 de mayo de 2008

Una visión filosófica del aborto

| 37 comentarios

La nueva realidad lingüistica y conceptual que está viviendo la sociedad occidental y, en más medida, España, deja abierta la puerta a una libertad en la que cada particularidad cabe y en la que cada caso o actuación concreta se arroga la calidad de único y necesario, ante el cual ninguna voz, por autorizada que esté, tiene la potestad moral de, siquiera, mencionar, y menos de criticar. Quizás sea esta la razón por la que el frikismo se ha hecho tan popular, y no me refiero a los seguidores de ninguna saga.

La realidad del aborto, como todos sabemos, se basa en la decisión de la madre sobre el feto humano, que no es más que una cuestión de valor, porque lo que se pone sobre la palestra en esta discusión es el valor de la madre sobre el valor del nonato. Pero, sobre todo, la realidad del aborto se basa en la no consideración del nonato como persona, por lo menos, hasta que no supere unas pocas semanas de vida. Cuestión ésta en la que tampoco se ponen de acuerdo los expertos.

Un nonato es ya un ser, o ¿hay alguien que pueda decir lo contrario? El feto humano pertenence al ámbito del ser, a la existencia. Incluso, el embrión humano pertenence ya al ámbito de la existencia. No es una idea, un concepto o un deseo. Es un ser en los inicios de la vida, pero que ya es vida. De ahí la imposibilidad de defender la idea de que el feto o el embrión "no sean nada" o que se les sitúe a la altura de un objeto manipulable y controlable por nosotros.

Negar el "es" de la existencia del embrión y el feto humanos, supone admitir que lo que existe, no existe y negar que algo es, es propio de mentes esquizofrénicas o de intereses que, sabidamente, corren parejos al control de la especie humana y su dominación.

Las diferentes opiniones con respecto a este tema se basan en la confusión de dos planos bien distintos, la voluntad y lo dado, lo que queremos y lo que de hecho sucede en la realidad. Algunas veces estos dos planos pueden coincidir, sobre todo, en cuestiones de índole ideológica, pero en la intención del aborto, éstos no pueden estar más separados, porque en la realidad el aborto subyace una voluntad que niega la realidad dada de hecho, de ahí la consideración del feto humano como algo inerte y desprevisto de la dignidad de persona.

La cuestión no es si el embrión humano es persona o no lo es, porque esto no deja de ser una artimaña, unas veces inventada, otras impuestas desde los voceros sociales, para justificar el tratro de objeto dado al nonato de pocas semanas de vida, precisamente porque ya es una vida, aunque se encuentre en sus inicios.

La cuestión tampoco es el valor, si una madre vale más que el feto, o al revés, o si las razones de la madre valen más que las razones por las que el feto humano debería nacer. La ley, a día de hoy, está planteada según esta cuestión de valor porque otorga a las consecuencias de la maternidad más valor que a la propia vida del recién nacido, cuando, una existencia no puede, en ningún caso, valer más que otra. La existencia, la vida se da ya de por sí y, por tanto, tratar de valor a una madre o su nonato no tiene sentido alguno. ¿Vale más un banquero neoyorquino que un joven de un poblado marginal? ¿Vale más la madre que su hijo?

El tema en cuestión es que la vida, aún en sus primerísimas fases, ya ha comenzado y es independiente, incluso dependiendo totalmente de la madre para su supervivencia. La vida en el vientre materno ya es una vida y el aborto significa hacer desaparecer aquello que ya existe, independientemente de las consecuencias morales que se desprendan de este acto. Se querra extirpar del nonato cualquier referencia a la persona o restarle importancia con respecto a su valor, pero lo que no se puede negar que esa vida ya es vida, ya es un ser, ya es, ya existe. Por eso es imposible decir que son unas células o cualquier otro grotesco eufemismo. No es una potencia al estilo aristotélico, es ya un acto, y un acto radical, una vida radicalmente fundamental, única y necesaria.

lunes, 26 de mayo de 2008

Pepiño está preocupado


A nosotros sí que nos tienes preocupados

domingo, 25 de mayo de 2008

El ministro de trabajo se adueña de la Guardia Civil

El que sale al lado de Maleni en la foto, Celestino Corbacho, actual ministro de trabajo del gobierno de Zapatero, ha aprendido rápido las artes propias de quien no sirve, sino que se sirve de los ciudadanos y sus medios para sacar tajada en todas sus vertientes. Esta vez, el ministro de trabajo ha hecho cambiar de trabajo a unos cuantos guardias civiles que se dedicaban a vigilar su cuartel, donde viven ellos y sus familias, y los ha mandado a cuidar su chalet de fin de semana. Sí, a vigilar el chalet donde, parece ser, el señor ministro va a pasar plácidamente los fines de semana.

No basta con que Bermejo se gaste 280.000 euros en arreglar su pisito, o que Zapatero se gaste 240.000 en arreglar una finca para celebrar una comilona con sus amiguetes, que tras percibir cierto desabrimiento, ha dejado tirados. Corbacho quiere imitar a Sonsoles, y como cuando ésta dejó la costa canaria sin vigilacia, en pleno auge inmigrante, para que la Guardia Civil vigilase su sutil buceo en las aguas de las Islas Afortunadas, ahora Corbacho deja un cuartel de la Guardia Civil sin guardias civiles. Ejemplo claro del código de buen gobierno de Zapatero.

¿Pedira explicaciones la oposición? ¿De quién hubiese sido la culpa si ETA atenta contra el cuartel?

Enlace de Libertad Digital

Sevilla por la III República

En Sevilla nos la tienen jurada, desde hace tiempo, las musas de la libertad y la igualdad, porque hicieron, con su sensualidad, que los hados fueran propicios a la entrada en la escena política sevillana de un individuo que responde al nombre de Lolo Silva, republicano, castrista, concejal de deportes del Ayuntamiento de Sevilla, usuario de Armani, profe de la UPO, -no por enchufe sino por descaga eléctrica-, y costalero de la Hermandad de los Panaderos. El tal Lolo, amigo de la música como promoción de asesinos, se ha empeñado, de nuevo, en usar el dinero de todos los sevillanos para incentivar el advenimiento de un estado anticonstitucional, la panacea del dominio comunista español, la III República, porque sí, por que le da la gana, porque lo permite Monteseirín y porque él lo vale.

De la costumbre a las fechorías de este manejador de lo público, la sociedad sevillana está adormilada y hasta asiente ante los usos fraudulentos de lo que les pertenece como paganos de su ciudad, salvo las leves acusaciones de Zoido y su prole y algún medio de comunicación más interesado en la subvención terrenal que en el servicio a la verdad.

Este moharracho, con cara de universitario eterno, y desde su particular concepto de la libertad, intenta imponer con todas las letras y todos los dineros ajenos, la idea del fin del Estado Español, -lo que representa el cartel del concierto-, que se dieron los ciudadanos tras la dictadura franquista. Y lo peor de todo no es que se organice un concierto por la república en una plaza no apta para tal evento, ni que aquello sea sufragado por todos los sevillanos, cuya mayoría ha manisfestado en las urnas su disconformidad con tal ideario. Lo peor de todo es que este sujeto, amparado por unas instituciones democráticas, haciendo uso y viviendo a cuerpo de rey de las mismas, se esfuerza en destruirlas y sustituirlas por otras que se enfrentan directamente a la Constitución Española, la que él mismo está obligado a cumplir y respetar.

¿A qué espera la oposición para denunciar formalmente ante los tribunales a este ladrón de conciencias? Si se ha demostrado sobradamente su incompetencia para el cargo que ostenta, ¿por qué se siguen permitiendo su desmanes, sus acosos a la libertad, sus usos ilegales del dinero público, su impunidad en la contratación de amistades y sus trucadas subvenciones?

viernes, 23 de mayo de 2008

Campan a sus anchas

| 3 comentarios

En España, seguramente como consecuencia del cambio climático, está lloviendo ahora todo lo que no ha llovido ni en otoño ni en invierno, sobre todo, en el Levante, tan azotado por la sequía. Vamos, que la situación de emergencia en la que se encontraban hace dos meses ya no lo es tanto, pero, el trasvese del Ebro para Cataluña sigue en pie y nadie dice ni mu. Y aunque Solbes declare, en contra de sus patriotas amiguetes del gobierno, que la medida de los 400 euros para todos los españoles dejará las arcas más secas que una mojama, nadie dice ni mu, cuando hace dos meses, también, la bonanza económica de España parecía ser la propia de los mundos de Yuppi.

Mientras, la presencia de ETA en los ayuntamientos sigue ocupando las páginas interiores de los periódicos, y el gobierno se cuelga, en directo, todas las medallas de las acciones de aquellos a los que tiene costumbre nungunear. Al tiempo, que se rechaza el plan de Ibarretxe, Zapetero y de la Vega llaman la atención, sin voces discordantes, de la bondad del nuevo "plan de paz" de Patxi López con la novedad de la nacionalidad vasca, y los populares no dicen ni mu.

Mientras los socialistas y los nacionalistas campan a sus anchas sin límites y sin voces que que pongan en solfa los argumentos españoles y constitucionales de sus propuestas de progreso, el PP de Mariano se dedica a atacar a los medios que siempre han presentado su proyecto con coherencia y respeto, se dedica al fraticidio y a pedir la herencia que les corresponde mientras el muerto aún está caliente, se decica a ningunear a sus votantes y a denigrar a sus militantes.


Lo del PP es lamentable, pero lo del gobierno lo es aún más. Y, como siempre, sigue haciendo necesariamente falta la voz de los que no están dispuestos a asistir impávidos ante la destrucción de la España constitucional en pro de un estado federal. Déjense ya de milongas, señores del PP, y ocúpense de lo que se tienen que ocupar, que para eso les hemos votado, porque este impass, aunque no nos demos cuenta, le costará muy caro a la nación que, hasta estos meses, hemos conocido.

Blog Dorado, premio

| 2 comentarios

De manos de nuestra querídisima amiga Alawen , el Gorrión tiene el honor de recibir de este premio. ¿Motivo?, simplemente porque apetece hacerlo, refrescante motivo en estos tiempos de explicaciones y razones.

Condiciones: elegir 6 blogs a los que otorgarles el premio. Allá van:

- El canto del cisne.
- Unidad y libertad.
- Ciudad Real hoy.
- ZP-192, el mezquino.
- Contando Estrelas.
- Jóvenes y la Libertad.

Tan sólo felicitar a los premiados por este blog y animarles a que sigan luchando por la defensa de la libertad y la dignidad tal y como lo hacen. Todos son imprescindibles.

Rajoy sólo pretende ganar

| 0 comentarios

La lamentable situación por la que pasa el Partido Popular deja muy a las claras cuán débil puede llegar a ser el espítiu humano, sobre todo, el de aquellas personas que, creyéndose con poder, son capaces de besar a sus principios por cuarenta monedas, o peor, por la comodidad de un sillón con estrado desde el cual decidir con su dedo quién es bueno y quién es malo.

El único motivo por que el Mariano está provocando un autogolpe de estado en el seno de su partido, -no crisis, porque las crisis son otra cosa-, es la desesperación del que ha estudiado mucho para el examen de su vida pero no es capaz de aprobarlo. Rajoy ha estudiado tanto que no está dispuesto a suspender y, si es necesario hacer trampas para conseguir su objetivo, las hará. Porque en la mente de Rajoy, seguramente, estarán presentes dos metas bien definidas. La primera, que el Partido Popular gane las próximas elecciones generales. La segunda, que el presidente del partido, cuando esto suceda, sea él mismo. ¿Tesón? ¿Obcecación? ¿Ambición? ¿Ilusión? ¿Interés? ¿De todo un poco?

Hay, aquí, dos causas elementales que podrían explicar la ruina presente de un partido por la que han luchado varios millones de españoles, que es lo realmente triste y descorazonador. O Rajoy pretende la victoria del PP a toda costa y cree que la mejor forma, -y con buena voluntad-, para ello es deshacerse del lastre publicitario que suponen los antiguos varones del partido, esperando con ello, la adhesión del voto centrista y más descontento con Zapatero, o, por el contrario, no ha asumido su derrota después de tanto esfuerzo y cree, a pie juntillas, que ha sido una cuestión de mala suerte, de hecho cree que ha dado al partido más de lo que podía dar. De ahí que se haya dedicado el útimo mes a recavar apoyos por toda España para que su trabajo no quede en el olvido y pueda así obtener los frutos merecidos, según Rajoy, en las próximas elecciones.

De la primera se deduce la ambición y la ausencia típica de culpa propia del déspota que es capaz de renunciar a todos los fundamentos de una causa por mantener en el poder su propio y único proyecto político y a aquellos que muestren una pleitesia común sólo a los mercenarios. De la segunda se deduce que Rajoy es incapaz de reconocer los errores y achaca la mala suerte a los demás, con lo que, como ha pasado con San Gil, ni siente ni padece a la hora de provocar la salida de las personas en encarnan los principios por los que un día luchó con todas sus fuerzas, incluso, pasar por entablar nuevas relaciones con los enemigos naturales del Partido Popular, los nacionalismos separatitas.

miércoles, 21 de mayo de 2008

La realidad social española del PSOE (post de PEZ)

| 11 comentarios

De todos es sabida la facilidad del PSOE para manipular la memoria y ofrecer una alternativa histórica afirmada tajantemente sin complejos y sin posibilidad de réplica. Por eso, en mi primer post de PEZ, no voy a traer un incumplimiento como tal, sino una muestra recogida del propio programa socialista de 2004, en cuyos textos se respiran dos notas fundamentales, manipulación y traición a los mismos que dice haberles solucionado la vida creando la "sociedad de bienestar". Empezamos:

"I. LA REALIDAD SOCIAL ESPAÑOLA: HECHOS Y DATOS CONTRA LA PROPAGANDA DEL
PP
(...)El socialismo ha sido y es una lucha contra la injusticia. Una pasión por la igualdad de los seres humanos. Herederos de ilustrados y humanistas, construimos la democracia y los derechos humanos para las personas, con independencia de su condición, por el mero hecho de serlo, por su condición de ciudadanos. Pero siempre incorporamos, a esta aspiración de convivencia civilizada y democrática, una fuerte reivindicación de justicia social y de igualdad ante la vida. El socialismo ha sido, así, constructor de una sociedad que protege a los desiguales, que favorece a los discriminados, que redistribuye la riqueza generada entre todos, que procura la cohesión social, que genera solidaridad. Es la sociedad del bienestar." (p. 69)


Si los miembros del PSOE son los "herederos de los ilustrados y los humanistas", ¿qué son los demás? ¿Fue un ilustrado Marx o lo fue Engels? ¿Se refiere a humanistas como Lenin o Stalin? Parece ser, que siendo herederos de tales insignes vividores, sobre todo, Marx, han sido ellos, los socialistas, los que han construído los derechos humanos (sic), ¿tendrán los ciudadanos cubanos algo que decir al respecto ellos que disfrutan en sus carnes de dicha herencia? ¿Y los católicos? ¿Y los no nacionalistas? ¿Y los que, simplemente, piensan que el socialismo no es ni fuente ni meta de nada?

En algo hacen honor a la verdad, en que "redistribuyen la riqueza generada entre todos". Los criterios de distribución y los beneficiados se lo ahorran porque sería una redundancia repetir el desigual reparto de la riqueza y los motivos por los que unos pocos obtienen mucho y el resto sufraga la vidorra de los demás,-véase titiriteros, por ejemplo-. Si no que se lo digan a Ruiz Mateos. Este PSOE se atribuye el hito de haber logrado, ellos solitos, la sociedad de bienestar que hoy pretenden disfrutar los españoles, en un ejercicio de manipulación histórica que no dudan en aclamar. ¿Será la rotundidad de las afirmaciones como ésta la causa de la existencia de tanta ciudadanía aborregada? ¿Será la existencia de tanta ciudadanía aborregada la causa de la asunción de las rotundas afirmaciones de los socialistas? Todo un misterio. Pero seguimos con las mentiras:

"(...)Fue el PSOE el que transformó el modelo social español. Fue el PSOE el partido que construyó las bases de un Estado del bienestar al establecer una política fiscal y una estructura de gasto público que permitieran el avance de la protección social y de los servicios públicos básicos: pensiones, educación, sanidad, servicios sociales... No hacen falta datos para probar esta evidencia. No es necesario tampoco contestar a la mentira y al sectarismo con que la derecha española interpreta la gestión socialista." (p.69)

Con decir, "no hacen falta datos para probar esta evidencia" es suficiente. Todos los españoles sabemos que antes de 1982 no existía democracia en España porque fue el PSOE quien se empeñó en que muriese Franco y con su esfuerzo, sólo en 1982, lograron que el Estado español pasase de dictadura a democracia por el arte del mago González. Será por eso, que para los socialistas, la Constitución Española de 1978 signifique bastante poco o, más bien, nada.

Esa ciudadanía relatada y relajada sigue pensando que las pensiones, la educación, la sanidad y los servicios sociales fueron inventados por los socialistas, o, por lo menos, los que importaron estos avances a España desde las frías tierras del norte y el este de Europa. Vamos, que si ha habido algún avance en la España democrática se debe, única y exclusivamente, a la labor del PSOE, de Alfonso a Juan Guerra, de Boyer a Solchaga, de González a Vera, de Luís Roldán a Belloch, De Barrionuevo a Corcuera, de Maleni a Narbona, de Alborch a Calvo, de Chaves a Zarrías, ... por ejemplo.

Cualquier discrepancia con la "gestión socialista", desde el programa del PSOE se tilda de "mentira" y de "sectaria", contribuyendo así a la formación de la sociedad de bienestar que tanto insisten en atribuirse, quizás por aquello de la mentira mil veces repetida.

En definitiva, el mismo programa del PSOE de 2004, muestra muy a las claras el intento de manipular la opinión creando una nueva historia de la democracia española desde un presente que no tiene nada que ver con la realidad, pero que dados a inventar, convence. De hecho no es casualidad que el Partido Socialista gobierne gracias a este programa.

Es la ciudadanía, incapaz de dar contenido y significado a los conceptos que rigen la democracia, la que ha asumido los nuevos significados de las palabras, los principios y los valores dados por los socialistas, creando, así, un nuevo panorama social, ético y lingüístico, ya profundamente arraigado y muy difícil de esclarecer.

Pero, son las mismas desigualdades sociales, provocadas por las políticas igualitarias del PSOE, las que se rebelarán, al modo socrático, para rescatar del olvido la justicia, la dignidad y la libertad de los españoles, tan agraviados por la ambición de poder de Rodríguez Zapatero, su aspiración mesiánica y su soteriológica existencia. No hay otro destino.
-----------------
Le doy las gracias a Harto por la clarividencia de PEZ y mi enhorabuena a todos los miembros de esta necesaria iniciativa.

martes, 20 de mayo de 2008

Gallardón la siguió y la consiguió

| 5 comentarios

Gallardón, adalid del centrismo peperoni, tras amenazar, no hace mucho, a todo el ente social español con su abandono de la política, en un ejercicio de manipulación quasi infanto-chantajista, como consecuencia del rechazo directivo de Mariano Rajoy, se muestra ahora feliz y contento ante la promesa del presidente del PP de formar parte de la ejecutiva nacional del partido de sus amores.

La situación no deja de ser grotesca, sobre todo, cuando Mariano había cedido definitivamente a Gallardón a los madrileños allí cuando el alcalde de Madrid no dudaba en manifestar públicamente su discrepancia y su apoyo condicional a su presidente.

Y es que las pataletas, al final, obtienen su objetivo si el que tiene la autoridad muestra debilidad, ya sea por miedo a la estampida del autorizado, por interés personal o por ausencia de una férrea personalidad, o por las tres razones a la vez, quizás como en la historia de, ni contigo ni sin ti, entre Gallardón y Rajoy.

Rajoy quiso dar una sensación de fortaleza y de autoridad dentro del partido, desmarcándose ficticiamente de las tesis centristas de Gallardón, para ganar un voto indeciso pero descontento con la gestión del gobierno de Zapatero y, de hecho, lo consiguió. Pero, Mariano va perdiendo ya dos elecciones generales, donde asoman las orejas del lobo, y el antes enemigo, de la noche al día, con condiciones de por medio, alcanzará la gloria de la ejecutiva del Partido Popular. Y todo, a costa, de hundir principios y personas, justo lo que Mariano Rajoy defendía hace dos meses.

lunes, 19 de mayo de 2008

¿Personas o principios?

| 7 comentarios

Si, en condiciones normales, nos encontrásemos frente a la disyuntiva de elegir entre las personas o los principios, seguramente habría que decantarse por la primera, alegando que ningún principio puede valer más que las personas. Pero, si las condiciones no son normales ni favorables, la elección podría antojarse harto díficil dada la gravedad de la situación por la que pasa España y uno de los pocos partidos con identidad nacional, el Partido Popular.

Pero la pregunta no es qué vale más, sino si cambiando a las personas, el PP es fiel a aquello por lo que existe, si es fiel a sus principios. ¿Está formado el PP por personas que mantienen unos principios o son los principios los que viven a las personas?

María San Gil ha dicho no, ha perdido la confianza y se ha negado a tragar las ruedas de molino que suponen los nuevos principios traídos por las nuevas personas del nuevo PP. ¿Habría que optar por las personas que encarnan unos principios apoyados por diez millones y pico de ciudadanos? La respuesta definitiva es en todo afirmativa, porque aquí personas y principios coinciden.

Las ideas siempre han sobrevivido a las personas, pero sin ideas conocidas, al menos las del nuevo PP, no hay lugar a la duda. Nos quedamos con las personas, ante todo, las que son la voz de unos principios que compartimos y que creemos necesarios. El nuevo PP, cambiando personas, ha traicionado los principios por los que el Partido Popular es lo que es, y, además, aún no ha tenido al dignidad de explicar a su base, a sus votantes y militantes (de los que tanto presumen), qué pretenden, cuál es el proyecto, qué España quieren y a qué compromete eso que llaman diálogo. El poder por el poder no es un principio, es una traición, y nuestros principios no pasan por alcanzar un fin poderoso que justifique los medios y mucho menos, a las personas que encarnan los principios por los que tanto hemos luchado y por los que no dejaremos de luchar.

miércoles, 14 de mayo de 2008

ETA mata de nuevo

| 9 comentarios

En plena convulsión pepera sobre las discrepancias entre María San Gil y los nuevos valores del partido de Rajoy, los separatistas radicales, los terroristas, los asesinos de ETA, han vuelto a matar a un inocente, Juan Manuel Piñuel Villalón, Guardia Civil de 41 años.

Mientras ANV sigue en las instituciones y el PNV mantiene sus ansias soberanistas, bien recibidas éstas en Moncloa, el PP abre el debate de los pactos con los mismos que ven con buenos ojos las acciones terroristas como el atentado de ETA esta madrugada en Legutiano (Álava), según manifestaba Jorge Moragas. ¿Por qué se desmarca San Gil? Aquí puede estar probablemente la respuesta.

De nuevo España está de luto porque ETA existe, porque ETA ha asesinado. Descanse en paz Juan Manuel Piñuel. Triste es tu muerte y triste el temprano olvido de porqué moriste.

domingo, 11 de mayo de 2008

Desigualdad a pie de clase

Que la igualdad es en España una mónada fuera del alcance de los ciudadanos corrientes, es una verdad tan infalsable como que las mujeres son mujeres y los hombres, hombres, por mucho que se pretenda lo contrario desde esas mismas instancias de la igualdad impuestamente correcta.

En España no existe la igualdad, al menos, como los ciudadanos la entienden. Un ejemplo claro, y a colación con la reforma de la ley de libertad religiosa en España, supone el agravio constante contra los profesores de religión que pretenden, dada las expectativas de futuro, concursar a la función pública docente para profesores de secundaria. La diferencia entre las comunidades gobernadas por el Partido Popular y las gobernadas por los socialistas o los separatistas es el vivo ejemplo de la cabalgante desigualdad que sufrimos los ciudadanos españoles.

Los profesores de religión pueden concursar a esta función pública, eso está bien claro, pero lo hacen partiendo en desventaja con los demás concursantes, una desventaja que se antoja rotundamente determinante a la hora de lograr una plaza. Al docente de religión, en las comunidades gobernadas por los socialistas y separatistas, no se le reconoce el tiempo de servicio, haya trabajado un año, dos o veinte. De todos es bien sabido que, a la hora de baremar los candidatos más idóneos para las plazas ofertadas, la antigüedad docente es sinónimo de experiencia y de buen hacer, de ahí que a más tiempo de servicio correspondan más puntos, a los que se suman los obtenidos en la prueba teórica.
El profesor de religión ha de afrontar el examen de oposición como si no hubiese tenido contacto nunca con la docencia, realizar el CAP y realizar la defensa de las unidades didácticas que corresponden a los que no poseen experiencia docente. En definitva, más examen, más división de nota final y más dificultad para, siquiera, superar el global del examen de competencia docente ante el tribunal.

En el caso que nos ocupa, la Junta de Andalucía, no acepta las alegaciones de los profesores, no acepta las recomendaciones de los sindicatos y no acepta las sentencias de los distintos tribunales a este respecto y que siempre son favorables a los derechos de los profesores de religión. El motivo que la Junta y la Consejería alegan, consiste en otorgar la pertenencia laboral de los profesores a los obispados de cada diócesis, cuando eso es absolutamente falso. La administración pública contrata al profesor, paga al profesor, exige al profesor lo mismo que a los demás profesores bajo pena de apertura de expediente y barema al profesor de religión a la hora su otorgarle destino laboral. El Ordinario de la diócesis sólo propone una serie de candidatos que la Consejería de Educación puede aceptar o rechazar, también posee esa potestad. ¿Qué significa entonces que los profesores de religión no son trabajadores de la Junta de Andalucía?

Desigualdad en estado puro. Y toda ella a pie de clase, donde la igualdad se presupone de facto, aunque, en la mayor parte de la ocasiones sólo sea una mentira más.

viernes, 9 de mayo de 2008

Segunda transición

Nadie puede negar que, desde no hace muchos años, estamos asistiendo a un cambio de mentalidad social en todos los aspectos de nuestra vida, un nuevo modus vivendi provocado desde las altas instancias, y no como algo espontáneo surgido de las bases sociales.

Algunos ya comienzan a llamar a este fenómeno "segunda transición", como si esos que la propugnan estuviesen llamados a marcar un antes y un después en la vida política y social de esta España tan moderna. O eso es lo que se quieren creer, que su existencia se antoja indispensable para que el pueblo español disfrute de las nuevas bondades que ellos mismos ofrecen.

Lo que hay de fondo en este nuevo estado de las cosas, es la negación rotunda de una Transición, la primera y única que nosotros conocimos y de la que aún disfrutamos. Porque llamar segunda transición a lo que acontece hoy en España no es más que justificar un cambio de régimen no espontáneo, sino impuesto. Los interesados intentan hacer ver al común de los españoles, que ese nuevo estado de las cosas es un movimiento irreversible que procede del mismo pueblo, cuando resulta todo lo contrario, un cambio de régimen por y para una casta de dirigientes a los que sólo les interesa prevalecer al tiempo y a la justicia.

El gobierno de Zapatero, con la inestimable ayuda de los nacionalismos separatistas, está provocando una situación de caos que hace a España irreconocible incluso desde sus entrañas, una situación de destrucción moral e histórica que se ofrece como necesaria y buena a la vez, de ahí su victoria el 9 de marzo, sustituyendo la crisis provocada por el más español y positivo de los conceptos con respecto a nuestra historia reciente, la "transición", hoy, la segunda transición, o de cómo crear un nuevo régimen con la complicidad cazurra de la mayoría de los españoles.

jueves, 8 de mayo de 2008

Bendición de san Miguel

| 2 comentarios

El Gorrión ha recibido desde el corazón de la amistad de la arquera Alawen la bendición del arcángel san Miguel, con todo lo que ello significa. Mi más sincero agradecimiento.

Una bendición no es premio, así que no me lo tomo como tal, sino una muestra de amistad y de unión, la que tenemos todos los que, de un modo u otro, luchamos por lo mismo, por la libertad, por la justicia y por la dignidad.

Me apropio la oración de León XIII a san Miguel del mismo sitio de Alawen por su tremenda idoneidad:
"San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén. " (Novena a San Miguel)
Y como las bendicones no son premios, aunque las etiquetas exijan un lugar, he de sopesar las bendiciones correspondientes. Así que paciencia.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Extra Ecclesiam nulla pecunia

| 1 comentarios

Como ya sabemos, uno de los postulados fundamentales en esta nueva forma política de la agresividad progresista y de la imposición desvergonzada de las razones para creer, lo acapara por completo la Iglesia, sus curas y sus fieles.

La cruzada laica elaborada por las cúpulas más pensantes y más intransigentes de nuestra avandaza y moderna sociedad ha logrado el primero de los hitos de la tan ansiada y necesaria panacea socialista-laica, extirpar de los presupuestos generales del Estado la dotación destinada a la Iglesia Católica. Podríamos imitar el anuncio que hacen los impresentables de Buenafuente y Wyoming diciendo que la X en la casilla de la Iglesia sirve exclusivamente para poder atender concretamente a las personas que el gobierno español desaucia integralmente y no para pagarle la vida padre a los, que afirman y creen, que por un lado rezan, y por el otro trincan todo lo que pueden.

El Estado ya no dará ni una chica a la Iglesia Católica, pero sí a las comunidades islámicas, por ejemplo, en forma de terrenos y de dineros para que puedan atender la demanda generada en sus numerosas obras sociales, tan beneficiosas ellas para el común de la sociedad. Y es que la Iglesia no se dedica a esos menesteres de atender y cuidar a los que ya nadie quiere, eso es una patraña.

Que la Iglesia se autofinancie es una noticia bien recibida por la mayoría de los fieles cristianos, sobre todo, a la hora de exigir derechos sin onerosidad al Gobierno de la nación. Pero, sobre todo, para exigir y denunciar el agravio comparativo con otras confesiones religiosas más afines a la alianza de civilizaciones y cuyo único objetivo es construir en España imitaciones forzosas de sus propias sociedades, empíricamente incompatibles con la sociedad occidental.

Ya no entrará en la Iglesia un dinero que no proceda de ella, pero que cada cual asuma su responsabilidad. Si el Gobierno de Zapatero opta por invertir en los nacionalismos, en las minorías y en Educación para la Ciudadanía, tendrá irreversiblemente que atender a todos los reducidos por él mismo y de los cuales nunca se ha ocupado. Los números pocas veces engañan. ¿Qué pasará entonces? ¿Qué nuevo truco sacará de su chistera para convertir las piedras en pan, verdadero?

viernes, 2 de mayo de 2008

1808-2008, del 2 al 1 de mayo

Siendo testigo televisivo de las imágenes de la celebración del primero de mayo, uno no puede menos que pensar que la España de 2008 se parece demasiado a la de 1808. Como siempre, unos claudican en busca del propio bienestar miestras que otros, claudicando de su bienestar, se enfrascan en una lucha por la cual son tenidos como posesos de la libertad. Se podría pensar, pues, que las banderas que se enarbolan en pro de la igualdad realmente la representan y que otras , menos atractivas, lo único que hacen es dividir. Como si la bandera francesa fuese el nexo de unión de todos los españoles, o ¿es que no es también tricolor la bandera republicana? ¿o multicolor la del lobby gay?

Si los trabajadores representan el alma del pueblo, ¿por qué éstos no luchan contra la imposición pacífica del poder? Podría ocurrir que protestasen por vicio pero también que los trabajadores que se esconden tras unas siglas caducas suelan caer en el pecado del burgués, pedir lo que piden todos, pero sólo para uno mismo.

Cambiar los postulados de las reivindicaciones del primero de mayo para que, quien tiene poder de mejorar la situación, salga indemne de su propia responsabilidad, podría asemejarse bastante a la bajada de pantalones de aquellos que pudieron defender España ante la fraternidad de José Bonaparte y prefirieron mantener el chiringuito montado a partir de la igualdad y la libertad que ellos mismos decían defender, en vez de reencontrar su dignidad con los pobres trabajadores.

Esta gran nación no ha cambiado mucho desde entonces. Ahora, los voceros de la ocultación gubernamental rinden pleitesía a la cartera que más suelta billetes, de euros, aferrándose a banderas que nada tienen que ver con la libertad, sino más bien con el absolutismo que tanto dicen odiar, aunque tengan muchos colores y no les importe ser usadas porque fueron creadas para eso, para que una igualdad vacía silencie la verdadera miseria de los ciudadanos y la culpa de sus responsables.