viernes, 2 de mayo de 2008

1808-2008, del 2 al 1 de mayo

|

Siendo testigo televisivo de las imágenes de la celebración del primero de mayo, uno no puede menos que pensar que la España de 2008 se parece demasiado a la de 1808. Como siempre, unos claudican en busca del propio bienestar miestras que otros, claudicando de su bienestar, se enfrascan en una lucha por la cual son tenidos como posesos de la libertad. Se podría pensar, pues, que las banderas que se enarbolan en pro de la igualdad realmente la representan y que otras , menos atractivas, lo único que hacen es dividir. Como si la bandera francesa fuese el nexo de unión de todos los españoles, o ¿es que no es también tricolor la bandera republicana? ¿o multicolor la del lobby gay?

Si los trabajadores representan el alma del pueblo, ¿por qué éstos no luchan contra la imposición pacífica del poder? Podría ocurrir que protestasen por vicio pero también que los trabajadores que se esconden tras unas siglas caducas suelan caer en el pecado del burgués, pedir lo que piden todos, pero sólo para uno mismo.

Cambiar los postulados de las reivindicaciones del primero de mayo para que, quien tiene poder de mejorar la situación, salga indemne de su propia responsabilidad, podría asemejarse bastante a la bajada de pantalones de aquellos que pudieron defender España ante la fraternidad de José Bonaparte y prefirieron mantener el chiringuito montado a partir de la igualdad y la libertad que ellos mismos decían defender, en vez de reencontrar su dignidad con los pobres trabajadores.

Esta gran nación no ha cambiado mucho desde entonces. Ahora, los voceros de la ocultación gubernamental rinden pleitesía a la cartera que más suelta billetes, de euros, aferrándose a banderas que nada tienen que ver con la libertad, sino más bien con el absolutismo que tanto dicen odiar, aunque tengan muchos colores y no les importe ser usadas porque fueron creadas para eso, para que una igualdad vacía silencie la verdadera miseria de los ciudadanos y la culpa de sus responsables.

6 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Fede lo que no entiendo es que en la época actual haya muchos que no saben aun quienes son los sindicatos.
Saludos

ICE MAN dijo...

En el siglo XXI los sindicatos no tienen sentido, son parásitos que viven a costa del Estado, vía subvenciones.

¿por qué no viven de sus afiliados? el que quiera sindicato que se lo pague. Son una mafia

un saludo

Así está Murcia dijo...

Totalmente de acuerdo, ¿qué hacen los sindicatos por los trabajadores?

Persio dijo...

Estos gremios/sindicatos recuerdan demasiado al régimen feudal. Salimos del s.XX para meternos de nuevo en el XIX.

LUIS AMÉZAGA dijo...

"Nosotros los trabajadores...", decía el de la foto.

Alawen dijo...

Yo incluso ví a un liberado trabajando y me hice cruces: el hombre levantando una pancarta, se veía que no estaba acostumbrado a hacer esos esfuerzos... XDDDD

Fede, me alegro por tu vuelta. Sobre todo porque puedes pasar a recoger un bonito premio por mi blog.