jueves, 3 de julio de 2008

Inmigrantes, la clave de la perpetuación

|

Tras la declaración de intenciones de la junta islámica de España antes de las elecciones generales de marzo, en la que sus portavoces pedían el voto para el PSOE como partido más cercano a sus postulados, los del Islam, y a unas políticas sociales muy beneficiosas para los inmigrantes, -de hecho, sólo hay que darse una vuelta por las mesas electorales y observar a los interventores del PSOE-, Pepiño Blanco ha manifestado hoy la posibilidad de que voten los inmigrantes residentes "estables" en España.

La medida se presenta de nuevo como un "logro social", sobre todo, teniendo en cuenta que son los socialistas los que van a salir, sin duda, enormemente beneficiados de dicha medida. Tan sólo un millón trescientos mil votos o la clave de la perpetuación en el poder en los ayuntamientos españoles.

La cosa está bien clara, al menos, publicitariamente hablando, porque la posibilidad del voto inmigrante se propondrá en el congreso federal de los socialistas en un ejercicio de diferenciación mediática del congreso del PP, presentado como la lucha por el trono y el poder del partido y el olvido de las cuestiones sociales por parte de los dirigentes populares, que, en parte, no deja de ser cierto.

Progres y listos estos chicos del PSOE. Maestros del manejo publicitario. Las condiciones del voto inmigrante son lo de menos, ni la residencia ni el acuerdo bilateral con los países de origen. Lo importante es la idea de que es el PSOE el que desea que los inmigrantes participen en la vida política de los municipios españoles, presentado como esfuerzo y logro social, y ocultando la verdadera razón de esta medida, apropiarse de un voto, en muchas ocasiones, poco culto y poco interesado por cuestiones profundamente políticas.

Y haga lo que haga el PP, ha de caer en la cuenta de que ya ha perdido esta batalla, como tantas otras, y que por cuestiones como ésta, sigue estando en la oposición o un poco más allá, más preocupado por lavar los trapos fuera de casa que por ofrecer una alternativa fuerte, madura y coherente.

2 comentarios:

Rafa Galadí dijo...

El trabajo de ingeniería social que está llevando acabo el PSOE es tremendo.

Aunque lejos de ser un inextricable y sutil proyecto, está diseñado con unos trazos tan gruesos y con una ideología tan débil, que asusta. Evidentemente no por su potencia, si no por su calado en la cidadanía-masa.

En fin,cuando todo salte en pedazos y España ya no sea España,siempre nos podremos llamar Camboya.Así EpC habrá rubricado su libro blanco.

Nos vemos por los parques.

Fede dijo...

sólo hay que ver el discurso de Z clausurando el congreso del PSOE. Otra España totalmente diferente.

... en los parques o en los kioskos.