miércoles, 10 de mayo de 2006

EL Sevilla F.C. en la final de la UEFA

|

El sentimiento y la ocasión lo requiere. El Sevilla F.C., tras cien años de existencia, librará hoy su batalla más importante y fundamental, casí su esencia como club sufridor y grande.
Hoy quedarán atrás rencillas personales, descensos administrativos, avatares con sentido y sin él, los sufrimientos de un casi que era la nota dominante en el equipo de Sevilla, el Sevilla.

Hoy no puedo estar en Eindhoven, pero con mi pensamiento, mi sentimiento y hasta mi oración, acompaño al Sevilla, a mi Sevilla ante la más grande gesta de su historia, la final de la Copa de la UEFA de este año 2006.

Hoy muchos se sienten sevillistas y el olvido mediático ha caído, porque la grandeza del Sevilla no podía ser más tiempo ignorada. Cuántos han luchado por este Sevilla y hoy están desde el cielo mirando y llorando por la alegría de ver a su Sevilla en la final, llorando por la alegría de los que aún seguimos por aquí recordandolos.

El sentimiento y la ocasión lo requiere, y el Sevilla F.C., gane o pierda ya no se podrá desgajar de nuestros corazones, de mi corazón sevillista. ¡¡¡Vamos mi Sevilla, yo te llevo dentro de mi corazón!!!, como reza una de las cantinelas del Ramón Sánchez Pizjuán.

Felicidades a todos, los que se alegran y los que no, porque el Sevilla F.C. hoy representa a Sevilla, a Andalucía y a España entera. Por eso no se puede pedir más.
Viva el Sevilla hasta la muerte, ¡¡¡VIVA EL SEVILLA!!!

1 comentarios:

Arcadio Palop dijo...

ENORABUENA FEDE