miércoles, 23 de enero de 2008

Hiporrealidad y sectacialismo

|



La legislatura de Zapatero se puede calificar de "hiporrealista" y "sectacialista". Hiporrealista porque la realidad pierde su esencia de "real" y pasa a convertirse en una realidad fabricada al gusto de los "hipogobernantes" de España. Una realidad que pierde su categoria de realidad para convertirse en una farsa en la que se ven envueltos, sin comerlo ni beberlo, todos los ciudadanos que dudan o critican todo aquello que les afecta. Por otro lado, normal.

Los críticos con la politica económica del Gobierno no son ciudadanos que ejercen su derecho a la protesta, a la crítica y a la libertd de expresión, son antipatriotas. Y esa es la nueva realidad.

Los que critican las políticas radicalizadas de izquierda no son ciudadanos que defienden sus derechos, son fachas.

Los que dejan de ingresar unos salarios que han trabajado y que se merecen por dignidad y por contrato no son trabajadores usurpados, son un pequeño porcentaje de la población que sufren los daños colaterales de la crisis económica. Su capacidad de ahorro es tan alta que no les afecta la crisis, el desempleo, la presión fiscal y los impuestos empresariales. La bonanza es la nota predominante de esta hiporrealidad. No puede ser de otra forma.

Los que se manifiestan contra la política educativa del Gobierno no son ciudadanos que pretenden ejercer su libertad de educación, son adeptos de la derecha más rancia que no aceptan las leyes tan bien hechas para todos desde la bondad del Gobierno.

Los que se manifiestan en favor de la familia no son familias que sienten sus derechos vulnerados, son seguidores del comecocos de los obispos y la COPE, son animales que no respetan la diversidad social ni respeta la existencia de otra realidad que, según los hiporrealistas, es cada vez más amplia e influyente.

Los que no pueden llegar a fin de mes no sufren las consecuencias de una crisis negada hasta la saciedad, porque la culpa de que no puedan llegar a fin de mes es consecuencia de las propinas que dan, del tipo de alimentos que consumen y que no están al alcance de todos, -dígase pavo en Navidad-, y que les gusta demasiado visitar los bares.

Si las pensiones han subido en la realidad real unos 14 ó 15 euros al mes, en la hiporrealidad han subido 250 euros y los pensionistas son los que mejores viven en este paraiso económico que es España.

Si la oposición ejerce de oposición y le canta las cuarenta continuamente al Gobierno, ésta no hace política, sino que la oposición se dedica a crispar y a crear un ambiente enrarececido. Lo que el PP no puede aguantar realmente, es la democracia y la libertad.

Si ETA es ANV y PCTV y matan al gusto, ni ETA, ni ANV, ni PCTV son entes terroristas, son organizaciones que luchan por su autodeterminación y buscan racionalmente, la paz. Porque en la hiporrealidad, el terror lleva el nombre de paz. Y la claudicación política ante los asesinos se convierte en acuerdos de paz.
Si sube el paro y los sectores más fructuosos pierden efectivos y activos, en la hiporrealidad, los números del paro son los mejores de nuestra democracia, no se han de tener en cuenta, porque las promesas de crear no se sabe cuántos millones de empleos se han cumplido, aunque en la realidad real no se hayan cumplido.

Si la crisis social sobreviene poco a poco sobre España, la culpa no es del Gobierno de Zapatero, son de los agentes externos provenientes de EEUU y de Alemania. Ellos han hecho las cosas bien.

Si suben los cereales y los precios dependientes de los cereales porque hay una demanda que no puede ser subsanada, la culpa no es de Solbes cuando estaba en la UE y prohibió el cultivo en España, y no es de la mala gestión de Zapatero sobre el campo español. La culpa es de los chinos que comen demasiado cereal y compran la materia disponible en Europa y que España se queda sin comprar.

Si la luz sube, es culpa de que Nigeria, Rusia y Francia la ponen muy cara, no de que Zapatero se niegue a la autogestión energética. Es que la energía nuclear puede ser muy mala para el medio ambiente. Los que niegan las características de un cambio climático impuesto son los que están en contra del progreso, de la modernidad y de un mundo más sano.

Los que no comparten las ideas de la alianza de civilizaciones no son gentes que pretenden preservas sus valores y sus tradiciones, son racistas, homófobos, xenófobos y ultraconservadores. Enemigos de la pluralidad y el diálogo entre los pueblos.

La hiporrealidad está provocada por la idea socialista y sectaria de que ellos siempre llevan la razón y que todos los que no se bajen los pantalones pertenecen al grupo de personas que no desean la libertad, la progreso, la paz y la democracia. No luchan por los derechos ni por los pueblos... y no lo hacen porque para esas luchas ya están los socialistas y su forma de ver las cosas. de ahí el "sectacialismo" y su "hiporralidad sectacialista". O ¿es que bajar los impuestos no es sólo de izquierdas?

5 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Es que la realidad es tan hosca, que uno tiende a resguardarse en la secta, en la palabra que acuna, en la mentira piadosa o interesada. Zeta, miéntenos, que nos gusta, más, más...

Fede dijo...

ZETA nos miente. Lo sabe, le gusta, lo sigue haciendo y nosotros buscamos la FUGA MUNDI que nos proporciona ZPATERo, los mundos de Yupi de Bambi y Alicia, pero ALice in chains o Spain in chains que es lo que nos mola.

Caballero ZP dijo...

Lo mismo vivimos en otro país, pero yo hoy me he encontrado gente con una grúa que no lleva coches porque no se venden, albañiles que están de vacaciones obligatorias por que las grandes empresas no construyen, etc., pero lo mejor es que la explicación que les han dado es que hasta después de las elecciones no se sabrá nada, una evidente muestra de que los inversores y empresarios, no quieren arriesgarse ante la posibilidad de que Zapatero revalide.
Saludos.

Fede dijo...

Ésta es la realidad triste que nos ha dejado ZP, que nos ha otorgado ZP, que nos ha impuesto ZP. Cada día España está más cerca de Cuba, todos parados en la calle porque nadie garantiza nada, ni siquiera si se va a comer ese día. Un saludo Caballero ZP.

Schwan dijo...

Lo de los cereales en concreto es tan estúpido como que se han comprado millones de toneladas para hacer combustibles "verdes", mediante unas subvenciones escandalosas porque estos ignorantes que nos gobiernan suscribieron el Protocolo de Kioto.

Con lo cual, a causa de las limitaciones de la PAC (Política Agraria Común), nos quedamos sin cereles para alimento de granjas, ganado y propio consumo. Al aumentar la demanda sin oferta, los precios se han disparado; y con ellos han arrastrado el precio de los pollos, del pan...

¿Qué quiere decir un gobierno de auténticos ineptos haciendo idioteces y con la boca llena hablando del cambio climático? Pues esta broma nos va a costar una pasta.

Pero como muy bien dices, ellos siempre llevan razón, porque esto que han hecho es un auténtico desastre, pero eso si, realizado con espíritu progresista; que enmascara los desastres en lucha por el medio ambiente.

Ps.- Ya te he añadido a mi blogroll que creí que te tenía, pero no. Estoy torpe...