martes, 29 de enero de 2008

Histeria

|

Si hay una nota que defina la situación actual del gobierno de Zapatero, sus actitudes, sus intervenciones, sus propuestas, su futuro, sus defensas y sus justificaciones, es la histeria. Y no porque estemos llamando a los que dicen gobernar España histéricos, sino porque vislumbran la posibilidad de perder las elecciones, cuando el día nueve de marzo se abrace con el diez y sus alaridos de victoria se hayan convertido en palabras musitadas de lo que pudo ser pero no llegó a ser.

No aceptarán la derrota, porque España para ellos es el pueblo que ha rendir pleitesía a sus improvisaciones políticas, el pueblo que ha de aceptar la única verdad posible, la suya, el pueblo que se equivoca si decide en las urnas a favor de los otros, los del PP.

La misma posibilidad de que España no les arrope el nueve de marzo de 2008 no les entra en la cabeza, porque la democracia que ellos se han imaginado no la conciben en la oposición, y porque no entienden que todo lo que hagan tenga un pero que clama más de la mitad del pueblo al que se debe, de ahí la histeria.
Una histeria provocada por la incomprensión racional de una realidad que les invade y que no son capaces de digerir. Histeria provocada por la desfachatez adolescente del que cree que sólo es posible el mundo que se construído en su cabeza. Un mundo al revés que para el gobierno es el mejor y el más recto.

La misma histeria, por eso, produce el cambio semántico de las palabras impuesto por el PSOE, llamando lucha al terrorismo, aprovechados a las víctimas, accidentes a los asesinatos, ayuda terapéutica al aborto o, simplemente, verdad a la mentira. Histeria en estado puro cuya consecuencias pueden ser imprevisibles. Que Dios nos coja confesados.

10 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Pues si, igual para allá que para acá. Que Dios nos agarre confesados.
Un abrazo, Martha

Harto dijo...

Es un receso a los años 30. Están todos locos.

Caballero ZP dijo...

Fede es gracioso que ya algún progre ande admitiendo que creen que perderán las elecciones, el otro día mismo me dejaron un comentario de ese tipo, cuando algún troll ya lo reconoce, es que se deben ver mal.
Saludos.

Alberto Esteban dijo...

Es interesante lo que comentas. No veo yo a Zeta aceptando sin más una derrota electoral y marchándose a casa como si tal cosa. Si una cosa caracteriza a la izquierda es que se agarran al poder (basta ver al presidente del partido socialista y presidente andaluz)y no es nada fácil que lo suelten. ¡Anda que no le costó a Aznar echar a González!

Quien sabe, a lo mejor hace falta volver a estimular al pueblo como en 2004...

Saludos

El Cerrajero dijo...

Perder es ya lo que menos temen en el P$o€, su preocupación es que hay motivo para que acaben en prisión.

LUIS AMÉZAGA dijo...

No creo que pierdan, pero si ocurre, pues que griten lo que quieran. Pero más que la pesoe, los que no soportarán pillar cacho son sus socios, que se han acostumbrado a mandar mucho sin ser nadie.

Persio dijo...

De momento, la histeria les está haciendo tropezar en todas las piedras. Que sigan con su inspiración :)

Schwan dijo...

Y, entre los cambios semánticos que mencionas, he recordado ése en el que se referían a que las clínicas abortistas cumplen una gran labor social...

La pena es que hay mucha gente incapaz de percibir la irracionalidad de esa histeria que comentas, y les votarán.

Y, si no, dirán como ya dijo Alfonso Guerra: "el pueblo se ha equivocado", porque realmente son incapaces de entender que hay vida más allá del PSOE. Y que, incluso, puede ser mejor.

gutiforever dijo...

Si pierden,al final será como vengo diciendo desde hace tiempo,por que la gente votará con la mano en el bolsillo,no por las tropelias,la rendición o la claudicación moral y política ante los asesinos.
Esa es quizás,la tragedia de esta sociedad española;está tan envilecida, que traga con lo que sea,menos que no llegue a fin de mes.

Fede dijo...

Histéricos y todo, espero que no, pero ganará las elecciones de nuevo el talante de ZP. Sólo un cambio coherente y maduro vendrá si sucede algo impactante a pocos días de las elecciones que deje en evidencia todas las politicas del gobierno de Zapatero. Es triste, pero así están las cosas.