jueves, 5 de enero de 2006

Policías en los Institutos

|

La nueva estrategia para reducir el consumo de drogas, especialmente el cannabis, supone colocar más agentes de polícia en las inmediaciones de los centros escolares, para que, dice el ministro Alonso, tales centros escolares sirvan para lo que fueron hechos, para aprender y no para que sean escuelas de iniciación a la droga.
Pero el problema de la droga dentro de los centros escolares lleva bastantes años coleteando, y lejos de reducirse, va en considerable aumento, aun con el esfuerzo de padres y profesores por erradicar esta lacra. Y esta lacra es el horizonte de futuro al que aspiran muchos de los jóvenes que habitan las aulas españolas.
Verder droga a pequeña escala supone un medio económico de fácil acceso, a la vez que siempre se tiene un canutito a mano y los colegas, esto lo agradecen. Anunciar a bombo y platillo que va a haber más vigilancia no es de las medidas más eficaces para erradicar la venta escolar, más cuando en las localidades pequeñas, donde la venta y consumo de drogas se hace más notorio. La carencia de efectivos policiales y de la Guardia Civil en la mayoría de estas localidades hace más complicada la tarea de atender tal medida, proveniente del Gobierno, y carente de toda aplicación efectiva.
El cambio de la ley antidroga y la ley del menor deberían ser medidas a tener en cuenta más que una acción que en poco repercutirá en el descenso del consumo de drogas, porque rincones no hay, pero escondrijos para fumar hachis y venderlo haberlos haylos, y a puñados.

1 comentarios:

Blogger dijo...

VaporFi is the best electronic cigarettes supplier out there.