viernes, 28 de octubre de 2005

Fútbol e Inquisición

Los Reyes Católicos, en su afán de unir todos los reinos de la península, usaron entre otras cosas, la labor de la Inquisición. El papel de ésta en el proceso fue fundamental porque suponía el nexo de unión de la mayor parte de los habitantes del reino, de modo que, todos aquellos que no pasasen por el rasero de la fe católica, serían expulsados o ajusticiados. La Inquisición se convirtió en el instrumento más potente de la corona para la consecución del objetivo español.

Hoy, como no hay inquisición que valga, los dirigentes han usado otro nexo aún más fuerte, si cabe la expresión, y no es otro que el deporte, o mejor dicho, el fútbol. ¿Hay algo que una más a los habitantes de una misma comunidad? Se puede ser de la opción política que sea, de cualquier raza, provenir de la cultura más alejada, pero el fútbol logra la unión de sentimientos y de voluntades hacia un mismo fin, un mismo objetivo.

Y Laporta, como obispo del Camp Nou (o campo nuevo), lo ha hecho. Se ha aliado con el reino catalán y el reino español junto a una multitud ingente de organizaciones públicas y privadas, los nobles y la burguesía, para exigir al Congreso que no toquen el proyecto de estatuto y que no sea modificado ni en una coma. Entre esta nobleza se encuentra el Omnium Cultural, el Ateneo Barcelonés, la UGT, el Orfeón Catalán, el Consejo Nacional de la Juventud de Cataluña, la patronal CECOT, el Centro Unesco de Cataluña, el Círculo Tecnológico de Cataluña, el Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados de Cataluña, la Unión de Federaciones Deportivas de Cataluña, la Asociación Catalana de Contabilidad y Dirección, las Nuevas Bases de Manresa y la Opinión Catalana.

Usando los ardides de esta nueva inquisición futbolera los patronos de la corona de Zpeitor quieren unir, tomar y anexionar Valencia, Baleares y un trozo de Aragón, que no le modifiquen la bula catalani y encima, que los reinos que se erigen en sus confines rindan pleitesía. Para que después digan que no queda todo en casa. Hay que reconocerles que listos, al menos, son, pero ¡ay amigo! no son los Reyes Católicos ni calzan sus chapines. Qué le vamos a hacer.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

You have some great information thank you for the time you have put into this site

Here take a look at my site united country

Birmain dijo...

Hola Fede, soy Birmain. Acabo de visitar tu blog y ya lo he enlazado al mío. Te deseo suerte en la andadura.